Cómo preparar productos para envío desde una tienda online

Cómo preparar productos para envío desde una tienda online

Preparar productos para envío con cuidado y atención es una etapa esencial para los vendedores que trabajan con ventas en línea. Es necesario garantizar que el producto llegará al cliente sin riesgo de daño o deterioro durante el transporte.
30 nov, 2020
11 min
Garantizar la seguridad en este proceso, además de evitar inconvenientes al consumidor, que espera perfección, también previene pérdidas financieras y daños a tu reputación.

A continuación, te presentamos algunas recomendaciones importantes para asegurar que tus mercancías sean enviadas con éxito y sorprendan a tus clientes.

1. Cuidados con la higiene

Los cuidados con la higiene son imprescindibles para asegurar la protección de la salud de los clientes, especialmente para productos que requieren precauciones adicionales, como productos de limpieza y cosméticos.

Así que, antes de empacar el producto, lávate las manos con agua y jabón y desinféctalas con gel antibacterial o usa guantes si prefieres. Utilizar una mascarilla facial durante todo el proceso de manipulación también es una medida recomendada.

El ambiente donde mantienes tu inventario debe ser higienizado constantemente, incluyendo las superficies, que también deben ser lavadas con agua y jabón. Si tienes empleados, oriéntalos sobre estos procedimientos para la seguridad de todos. Esteriliza también los empaques del producto antes de comenzar a armar el paquete.

Al atender a tus clientes, puedes recordarles las recomendaciones al recibir un paquete, como descartar el empaque del producto y, si es posible, lavarlo antes de usarlo.

2. Pedido y separación de los productos

Una vez hecho el pedido, es momento de prepararlo para enviar las mercancías. Asegúrate de haber incluido todos los artículos solicitados y revisa si el cliente hizo alguna observación. Dedica una atención especial a esta etapa para no correr el riesgo de enviar un pedido incorrecto o pasar por alto alguna información importante.

En el caso de ropa, verifica si has incluido la prenda en la talla y el color correctos. Esto puede parecer simple, pero cuando se preparan muchos pedidos a la vez, es mejor prevenir. Respecto a las observaciones, los clientes pueden usar este espacio para solicitar un mensaje especial (en caso de regalo) o informar sobre alguna alergia, por ejemplo.

Este proceso de separación del producto variará según tu modelo de negocio. Si eres un revendedor, puede que necesites solicitar el producto primero. En el caso de fabricación propia por encargo, antes de la separación es necesario prestar atención al tiempo de producción del artículo. En ambos casos, administra el tiempo para no exceder el plazo de entrega al consumidor.

Cuando una persona compra algo por internet, desea recibir el producto lo más pronto posible. Si prometiste una entrega en 5 días hábiles y no puedes cumplir ese plazo, corres el riesgo de perder credibilidad con el cliente. Sin embargo, pueden surgir imprevistos; si es el caso, contacta al consumidor y explícale el motivo, manteniendo una comunicación transparente.

Vender en la tienda en línea de Amazon te ayuda a garantizar la satisfacción del cliente al proporcionarte servicios de logística especializados, que te permiten entregar productos rápidamente, incluso a los clientes más alejados de tu ubicación.

Con FBA - Logística de Amazon, envías los productos a los Centros de Logistíca de Amazon y nosotros nos encargamos de hacer llegar tus productos al cliente e informarle el estado de la entrega.

3. Empaca correctamente los productos para el envío

Antes de preparar el producto para el envío, es necesario aprender la mejor forma de empacar las mercancías para asegurar que lleguen en perfecto estado al cliente.

Contacta a la empresa de envíos de tu elección y obtén información sobre los empaques recomendados de acuerdo con el peso, tamaño y fragilidad del paquete.

Si eres un revendedor en el marketplace de Amazon, es necesario prestar atención a las especificaciones de empaque del e-commerce. Consulta las directrices de la tienda Amazon sobre cómo preparar el envío, por ejemplo, utilizando cajas propias con la identidad de la marca y otras estandarizaciones necesarias.

4. Montaje del paquete y elección del empaque ideal

Antes de armar el paquete, analiza que tipo de empaque es más adecuado para tu producto, ya sea una bolsa plástica, sobre o caja de cartón. Esto depende mucho del peso, tamaño y si el objeto es frágil. Por ejemplo, la ropa se suele enviar en bolsas plásticas, ya que no son artículos que puedan romperse.

Sin embargo, si es un objeto de vidrio o material delicado, necesitarás un cuidado extra. Envuélvelo en plástico burbuja u otro material que amortigüe posibles caídas.

Si es un producto muy pesado, el empaque debe ser de un material más resistente. Puedes consultar el peso indicado en la información proporcionada por el fabricante.

Cuida también el tamaño del empaque, no debe ser ni muy grande ni muy pequeño. Si es mucho más grande que el objeto, el costo de envío puede ser más alto, mientras que empaques apretados pueden dañar el producto. En general, se recomienda que el artículo no toque los lados de la caja y usar papel kraft o plástico burbuja para llenar los espacios.

Presta atención también a la cantidad de artículos que caben en la caja; si es necesario, haz paquetes separados. Y finalmente, embala cada producto por separado antes de colocarlos en el paquete para evitar fricción entre ellos.

El paquete también debe cumplir con las directrices de la tienda virtual donde estás vendiendo. En Amazon, asegúrate de que los productos no superen los 200 cm, siendo que la mayor dimensión no debe exceder los 100 cm, y con un peso máximo de 22 kg. Además, las cajas deben tener un tamaño máximo de 105 cm x 105 cm x 72 cm y un peso máximo de 30kg.

5. Etiquetas

Presta atención también al etiquetado de los productos. Verifica que toda la información de envío esté correcta antes de hacer e imprimir las etiquetas. Una etiqueta debe contener el nombre del destinatario, tipo y nombre del domicilio, número, complemento, ciudad, estado y código postal.

Las etiquetas pueden hacerse a mano, pero, tratándose de una empresa, es más práctico imprimirlas. Correos recomienda dos tamaños de etiqueta para envíos: 84.7 x 101.6 mm o 138.11 x 106.36 mm, que, al tener más espacio, permite agregar tu logo y otras observaciones.

La impresión puede hacerse en papel adhesivo, que es más fácil de pegar en el empaque y resistente al agua. Si optas por usar papel común, cubre la etiqueta con cinta adhesiva transparente para que no se despegue ni tenga problemas si se moja.

Si tu tienda está en un marketplace, este proceso es más rápido, ya que el sistema genera la etiqueta; solo necesitarás imprimirla y pegarla.

Además de la etiqueta, es obligatorio anexar junto con el producto la factura o el formulario de declaración de contenido, que deben colocarse en una bolsa plástica transparente adherida a la parte externa del empaque.

Presta atención también al código de barras de los productos para mantener tu inventario organizado. Puedes consultar en otro post todo sobre el código EAN.

Demuestra el diferencial de tu marca

Piensa en cómo destacar tu marca a través de la preparación del envío, mejorando la experiencia de compra de tu cliente.

Muestra a tus consumidores que te importan, por ejemplo, enviando una nota junto con el paquete. Puede ser un agradecimiento o incluso una guía de instrucciones de uso del artículo. Si está escrita a mano, proporciona una sensación aún más especial y personalizada al producto.

Otra opción que agrada mucho a los clientes es enviar obsequios. Algunos ejemplos comunes son muestras de productos, dulces, ecobags e incluso adhesivos, dependiendo del perfil de tu tienda.

El cuidado con los detalles también marca la diferencia, como usar un sello de la marca. Todo esto crea una experiencia única, que ayuda a construir una imagen positiva de tu empresa y aumenta las posibilidades de fidelizar al cliente.

El embalaje de las mercancías impacta directamente en la experiencia del cliente

De nada sirve invertir en marketing, lograr una gran visibilidad en internet y no entregar los productos correctamente o retrasar mucho los plazos. La preparación de los empaques y las entregas son partes cruciales para el éxito de una tienda en línea; sin invertir en ello, puedes perder muchos clientes.

Sigue más consejos sobre cómo vender por internet en el blog de Amazon y conquista cada vez más consumidores.

Empieza hoy y ahorra $7,200 en el primer año

Accede a millones de clientes, aumenta tus ventas y crece tu negocio.

Posts relacionados

© 2023, Amazon Services LLC. Todos los derechos reservados. Una compañía de Amazon.