Cómo abrir un negocio online en México

Cómo abrir un negocio online en México

Abrir un negocio online en México es una excelente oportunidad para generar ingresos. Incluso quienes aún no tienen una empresa formal pueden comenzar invirtiendo muy poco y obtener ganancias.
22 dez, 2020
12 min
Aquí te mostramos cuáles son tus posibilidades y cómo dar los primeros pasos para tener un negocio online lucrativo en México

8 pasos para abrir un negocio online en México

Abrir un negocio online en México implica varios pasos importantes para que tengas mayores oportunidades de éxito. A continuación se describen los ocho pasos básicos para iniciar tu emprendimiento online:

1. Define qué negocio online quieres abrir y cuál es tu público objetivo

No todo negocio online es un e-commerce. Un negocio online abarca cualquier tipo de empresa que obtiene la mayor parte de sus ingresos a través de la venta de productos o servicios por internet.

Tener una tienda virtual es una de las principales opciones para tener tu propio negocio online en México. Si deseas tener un e-commerce, lo principal es definir qué productos venderás; esto está directamente relacionado con el público y el nicho de mercado que deseas alcanzar.

Investiga para conocer mejor el comportamiento de tus clientes potenciales, ya que entender las principales demandas del sector te ayudará a diseñar estrategias más eficaces. Es importante tener datos como la edad de tu público, ingresos mensuales, hábitos de consumo y región de residencia.

Es crucial que puedas responder cómo tu empresa ayudará a resolver los problemas de estos clientes. ¿Qué buscan? ¿Qué los hace elegir entre una tienda y otra? Definir tu propuesta única de valor forma parte del plan de negocios.

2. Asegura una buena gestión financiera

Un error muy común entre las personas que están en el proceso inicial de abrir un negocio online en México es la ansiedad por poner el proyecto en práctica, dejando de lado la planificación.

La planificación del negocio es primordial para garantizar que tu empresa esté preparada para enfrentar imprevistos, evitando el cierre de la tienda ante la primera crisis que surja.

Empieza entendiendo cómo harás la gestión financiera de tu tienda online. Para esto, haz un mapeo de costos y establece metas de gastos. Estudia el mercado tanto de lo que pretendes vender como de materias primas y proveedores, incluye información sobre tu público, analiza a los competidores y considera las acciones que piensas implementar, organizando tu presupuesto y el cronograma con base en esto. Por ejemplo, cuánto del capital será destinado a invertir en el marketing de tu tienda, para la reposición de inventario, entre otras demandas.

Y lo más importante: separa los gastos personales de los gastos de la empresa. Al principio, una tienda online puede no dar mucho lucro, pero es importante que te reserves un salario. De esta forma, tendrás más claridad del presupuesto disponible y, en consecuencia, un mejor control de lo que es tuyo y lo que es de la empresa.

3. Formaliza tu empresa

Para abrir un negocio online en México, formalizar tu empresa es una de las primeras necesidades.

El primer paso es definir el nombre de tu emprendimiento. Recuerda que antes de tomar la decisión final, asegúrate de que no haya ninguna otra empresa con el mismo nombre. Nombres duplicados generan muchos problemas al momento de registrar tu negocio, además de protegerte contra acciones de plagio, por ejemplo.

Para verificar si el nombre que quieres está disponible para registrar tu marca, utiliza el sitio del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

En cuanto a la apertura de una empresa, existen diferentes modalidades: Persona Física con Actividad Empresarial, Sociedad Anónima (SA), Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL), entre otras. Depende de ti elegir cuál se ajusta a tu etapa de negocio, y pueda ser modificada conforme crezcas.

Después de definir en qué modalidad se ajusta tu empresa, el siguiente paso es determinar el régimen jurídico de tu negocio, es decir, quiénes son los socios (si los hay) y la participación de cada uno.

No te preocupes, no necesitas decidir todo esto solo. El consejo aquí es contratar a un asesor contable y uno legal para entender todos los pormenores. Este profesional podrá asistirte en toda esta etapa.

Si aún estás evaluando la apertura de tu tienda y quieres entender primero cómo funcionarán tus ventas antes de elegir una de estas modalidades, es posible vender en Amazon solo utilizando tu RFC.

4. Creación del sitio web y uso de e-commerce

No es posible abrir un negocio online sin pensar en la estructuración de la tienda virtual y cómo se hará el contacto con el cliente. Una opción es crear un sitio web, donde es necesario contar con un dominio web, contratar un servicio de hosting, y pensar en un diseño que sea de fácil navegación.

En este caso, es posible contratar a un profesional para hacer tu sitio desde cero, o buscar una plataforma especializada, que ofrezca modelos listos, pero con posibilidad de personalización.

Otra alternativa es usar un marketplace, como Amazon, que ya ofrece una estructura lista. Con Amazon, te registras a través de Seller Central y desde ahí gestionas toda tu tienda, registras los productos, respondes comentarios, haces listados, todo en un solo lugar.

Desde Seller Central puedes gestionar inventarios y pedidos, monitorear envíos, acceder y editar flujos de trabajo y responder dudas de clientes directamente desde la aplicación Amazon Seller.

En el sistema del marketplace no es necesario preocuparse por mantener un dominio propio, además de contar con el diseño, varias opciones de pago y la gran visibilidad que Amazon ofrece a sus clientes.

Para elegir la mejor opción para tu negocio, primero define el presupuesto que podrás invertir en esta etapa y haz cotizaciones en las diferentes opciones que presentamos.

5. Invierte en marketing y difusión

Un elemento clave para destacar tu tienda virtual será el marketing. A través de las estrategias de difusión, podrás llegr a más clientes potenciales y comunicar cuáles son tus diferenciales a tu público. La cantidad de información y tiendas disponibles en internet es inmensa, por lo que es necesario pensar en cómo hacer que tu producto sea visto.

Existen varias maneras de hacer esto, una de ellas es a través de las redes sociales, que se han convertido en una herramienta significativa de difusión. Para que el uso de las redes sociales sea efectivo, es necesario entender en cuáles de ellas está presente tu público y qué tipo de contenido les gusta consumir. Por ejemplo, ¿prefieren videos o textos? ¿Usan más Instagram o YouTube?

Cada canal de medios tiene sus particularidades, por lo tanto, no es necesario tener una cuenta en todas, basta con elegir la que más te dará retorno. La integración en redes sociales te ayudará a crear un vínculo con tus clientes, pero es imprescindible publicar regularmente y siempre responder los comentarios y mensajes.

Otra herramienta de marketing de contenido es el blog, un recurso que puede ayudarte a subir en el ranking de resultados de búsqueda orgánica en Google. Es posible usar este canal para hablar sobre cómo usar los productos, dónde usarlos, consejos de combinaciones y, claro, transmitir la posición de tu marca.

6. Define las formas de pago

Al abrir un negocio online en México, también es necesario considerar cuáles serán las formas de pago aceptadas en tu tienda. Además de tarjeta de crédito y depósito bancario, vale la pena considerar el uso de facilitadores como PayPal. Muchas personas prefieren usar estas plataformas por la posibilidad de usar el saldo disponible y no tener que ingresar los datos de la tarjeta en otro sitio, considerándolo una forma de protección contra el robo de datos.

Al usar un e-commerce como Amazon, no es necesario preocuparse por esta etapa. El sitio ya ofrece diversas opciones de pago, incluida la posibilidad de pagos a plazos, pero en este caso, el vendedor recibe el valor total.

7. Asegura condiciones favorables de envío y logística

Una de las etapas que más puede causar problemas a tu negocio online es la entrega. Existen algunos aspectos básicos a los cuales prestar atención y garantizar que la experiencia del cliente, y del propio e-commerce, sea la mejor posible.

La primera de ellas es informar plazos de entrega posibles de cumplir, que estén dentro de la capacidad de gestión y de logística de tu empresa. Seguir la demanda de pedidos con tu inventario y tener contacto activo con las empresas de transporte, por ejemplo, son maneras de ofrecer una fecha más precisa para el consumidor.

Los costos involucrados también deben estar mapeados, ya que, cuanto más competitiva pueda ser tu tienda virtual con el envío, mayores serán las posibilidades de convertir ventas. Busca opciones de diferentes transportistas según la región de entrega, y entiende cuál te dará esta ventaja.

Hacer todo el seguimiento de la entrega junto con el cliente es otro punto de atención, siendo una de las acciones de postventa más recomendadas.

Si por tu cuenta no puedes crear buenas condiciones de precio de entrega para el cliente final, o quieres minimizar los costos de tu empresa con esta parte de la operación, una buena opción es contar con FBA - Logística de Amazon.

Al crear tu tienda online en Amazon, es posible vender a los miles de clientes que ya visitan el marketplace todos los días y además contar con los servicios especializados de entrega de la empresa. En México, existen tres alternativas para los vendedores:

- Con FBA - Logística de Amazon, envías tus productos a los centros de logística de Amazon y, cuando un producto se vende, Amazon gestiona tu inventario y envía tus productos, garantizando entregas aún más rápidas.

- Con Easy Ship, tú etiquetas, empacas y Amazon envía los productos a tus clientes con condiciones especiales, como envío gratis.

- Con Logística del vendedor, tú envías tus pedidos. Esta opción es ideal si ya dispones de una red logística, si únicamente tienes uno o dos artículos para vender, o si tus productos pertenecen a alguna categoría que no es ideal para manejar a través de Logística de Amazon.

8. Ofrece atención al cliente (durante y después de la venta)

Cuando se trata de vender más en las tiendas online, es crucial ofrecer un servicio de atención al cliente de calidad.

La experiencia de compra no termina cuando el producto se vende; al contrario, mantener el contacto y demostrar que te preocupas por la satisfacción del cliente es una forma de fidelizarlo. Al abrir tu negocio, incluye un plan de comunicación que abarque desde el primer contacto con posibles clientes hasta la postventa.

El primer contacto puede surgir de diferentes formas: a través de una búsqueda en Google, en redes sociales o mediante un marketplace. Puedes optar por un chat, correo electrónico, formulario en el sitio web o incluso un número de WhatsApp Business.

El cliente recibió el producto, ¿qué tal enviarle un correo electrónico preguntándole su opinión sobre el artículo adquirido?

Incentívalo a dejar un comentario en tu tienda virtual, eso ayuda a aumentar tu credibilidad. También puedes crear un boletín para mantener este diálogo abierto, ofrecer promociones e informar sobre novedades, pero ten cuidado de no saturar su bandeja de entrada con correos.

Ser un vendedor de Amazon también puede ayudarte en esta etapa. Al vender los productos de tu negocio online en el marketplace, puedes contar con ayuda en el soporte al cliente, garantizando mayor satisfacción y más ventas.

Cada una de estas etapas es fundamental para tener éxito en el inicio de un emprendimiento online. Vale la pena dedicarte a cada paso y estar preparado para imprevistos, así podrás enfrentar mejor los desafíos de tener tu propio negocio.

Comienza un negocio online en México con la ayuda de Amazon, hoy

Si quieres poner tus productos a la venta en el marketplace de Amazon, también es una excelente forma de comenzar tu negocio online. Con esta opción, tus productos ganan mucha visibilidad desde el inicio. Para ayudarte, te garantizamos una mensualidad GRATIS por 1 año.

¡Suscripción mensual GRATIS por 1 año!

Posts relacionados
© 2024, Servicios Comerciales Amazon México S. de R.L. de C.V. Todos los derechos reservados. Una compañía de Amazon.